martes, 27 de septiembre de 2011

APÓSTOLES: Santo Tomás

Sobre la vida anterior a ser discípulo, apenas conocemos datos sobre Tomás.
En la Biblia nos aparece en tres momentos junto a Jesús:

-El primero sucede cuando el Maestro se dirige por última vez a Jerusalem, donde según lo anunciado, será atormentado y lo matarán. Tomás dice: "Vayamos también nosotros y muramos con Él". Demostró un gran valor y cariño hacia Jesús.

- El segundo es en la Última Cena. Jesús dice a los apóstoles: "A donde Yo voy, ya sabéis el camino".
Tomás le respondió: "Señor, no sabemos a donde vas, ¿cómo vamos a saber el camino?". Los apóstoles no entendían bien, en ese momento que Jesús se refería al camino de la cruz.

- El tercero y más famoso fue: "En la primera aparición de Jesús resucitado a sus apóstoles no estaba con ellos Tomás. Los discípulos le decían: "Hemos visto al Señor". El les contestó: "si no veo en sus manos los agujeros de los clavos, y si no meto mis dedos en los agujeros sus clavos, y no meto mi mano en la herida de su costado, no creeré". Ocho días después estaban los discípulos reunidos y Tomás con ellos. Se presento Jesús y dijo a Tomás: "Acerca tu dedo: aquí tienes mis manos. Trae tu mano y métela en la herida de mi costado, y no seas incrédulo sino creyente". Tomás le contestó: "Señor mío y Dios mío". Jesús le dijo: "Has creído porque me has visto. Dichosos los que creen sin ver".
Después de la venida del Espíritu Santo, Tomás predicó el evangelio por Siria, Persia, India, Etiopia...

Murió el 21 de diciembre, en la costa de Coromandel, en la India, su cuerpo fue atravesado por lanzas. Alrededor del año 250, sus restos son trasladados a Edessa. Junto a su tumba se realizaron numerosos milagros. En 1258, su cuerpo es trasladado de nuevo, pero esta vea a Ortona en Italia donde continúan en la actualidad.

Se le representa con una escuadra (regla), una lanza y también con un hacha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario