miércoles, 26 de octubre de 2016

EL OTRO PAR

¿Somos capaces de hacer lo mismo que los niños del vídeo?

lunes, 24 de octubre de 2016

UN MISIONERO EN LA INDIA: ROBERTO NÓBILI


Cuando un misionero llega al país en el que va a desarrollar su trabajo, lo primero que hace es conocer las costumbres y la lengua de sus habitantes. A veces, esta tarea no resulta fácil. Así le sucedió a Roberto Nóbili, nacido en Roma en el año 1577. Pertenecía a una familia de la nobleza y vivía muy bien, pero decidió hacerse religioso e irse como misionero a la India.

Después de realizar un viaje lleno de peligros, llegó a la misión india de Maduré, donde estaría casi cuarenta años. Una de las causas por las que los misioneros no eran bien vistos allí se debía a que comían carne de vaca y en la India la vaca se considera un animal sagrado, asi que era intocable.

Roberto, para aprender las costumbres y pensamientos de los indios, se matriculó en la universidad y dijo que él era un hombre rico que venía de Italia y que lo había abandonado todo y había renunciado a las riquezas del mundo.

Lo primero que hizo fue comer una sola vez al día, igual que los indios. Se alimentaba de arroz, leche, hierbas y agua y se vestía con una túnica amarilla, un velo blanco sobre los hombros, un turbante en la cabeza y unas sandalias de madera.

Vivía solo y apenas recibía visitas. Poco a poco se fue ganando el respeto de los indios y dominando perfectamente su idioma. Convirtió al cristianismo a muchas personas. Al final de su vida quedó ciego y murió en el año 1656.

domingo, 23 de octubre de 2016

UNA HISTORIA PARA EL DÍA DEL DOMUND: JUAN FERNÁNDEZ





Nació en Córdoba sobre el año 1526 y murió en Japón en el año 1567. Trabajó en su juventud como comerciante de seda y llegó hasta Lisboa por motivos de su trabajo.

Allí visitó una iglesia de los jesuítas y pidió ingresar en esa orden. Le contestaron que para ello debía superar una prueba. Esta consistía en montar en burro y pasear por las calles de Lisboa, pero en el burro debería ir montado al revés, es decir, mirando al rabo y no a la cabeza. Esto era para hacer el ridículo y que se sintiera humillado delante de toda la población.

Después de superar la prueba ya lo dejaron entrar. Viajó a la India en un barco portugués y desde allí, junto a San Francisco Javier y un valenciano se dirigió a Japón. En ese país aprendió el idioma japonés para poder hablarles de Dios. Escribió una gramática y un diccionario en japonés-español para facilitar el idioma a otros misioneros que llegaron después.

Un día, cuando estaba hablándo de Jesús a un grupo de japoneses, uno de ellos le escupió, él se limpió y siguió explicando como si nada hubiera pasado. Al ver esta señal de humildad, uno de los japoneses pidió que lo bautizaran.

En uno de sus escritos hablaba de las celebraciones que hacían en Japón de la Semana Santa y de los pasajes bíblicos que representaban mediante obras de teatro.

Murió de tuberculosis pulmonar debido a la vida tan dura que llevaba. En sus últimos momentos rezó en japonés. Estaba rodeado de compañeros jesuítas y de japoneses cristianos que le besaban y regaban con lágrimas sus pies.

sábado, 22 de octubre de 2016

ROSARIO MISIONERO


Durante unos días al año recordamos a los misioneros. Ellos se van voluntariamente lejos de su casa para enseñar todo lo que Jesús dijo a personas que no han oído hablar de Él. Además ayudan y trabajan con los más pobres e intentan que tengan una vida mejor.

El rosario misionero es una forma de oración en la que, basándose en el rosario tradicional, se pide a Dios, por intercesión de María, que atienda todas las necesidades del mundo. También pedimos por los misioneros.
El rosario misionero contiene cinco colores por los cinco continentes del mundo. Así:

VERDE por las necesidades de África. Recuerda las selvas del continente, y la esperanza que ha puesto la Iglesia en él. Esperamos que un día todas sus tribus se conviertan al cristianismo.

ROJO por América. Recuerda a sus indios pieles rojas y la sangre derramada por muchos misioneros en los tiempos pasados.

BLANCO por Europa. Recuerda el color de las etnias que allí surgieron.

AZUL por Oceanía. Recuerda las innumerables islas en medio de un mar azul.

AMARILLO por Asia. Recuerda el color de la etnia de sus habitantes.


POESÍA PARA PENSAR: EL AMOR ES...

Muy buena descripción del AMOR.
Fue escrita hace mucho tiempo por Pablo de Tarso, seguidor de la Palabra de Jesús.
La vamos a trabajar en relación a nuestra familia.













«El amor es paciente,
es servicial;
el amor no tiene envidia,
no hace alarde,
no es arrogante,
no obra con dureza,
no busca su propio interés,
no se irrita,
no lleva cuentas del mal,
no se alegra de la injusticia,
sino que goza con la verdad.
Todo lo disculpa,
todo lo cree,
todo lo espera,
todo lo soporta» (1 Co 13,4-7).

lunes, 17 de octubre de 2016

POESÍA PARA PENSAR: LA VACA ESTUDIOSA

Nunca es tarde si tenemos ganas de aprender.

















Había una vez una vaca
en la Quebrada de Humahuaca.
Como era muy vieja,
muy vieja, estaba sorda de una oreja.

Y a pesar de que ya era abuela
un día quiso ir a la escuela.
Se puso unos zapatos rojos,
guantes de tul y un par de anteojos.

La vio la maestra asustada
y dijo: - Estas equivocada.
Y la vaca le respondió:
¿Por qué no puedo estudiar yo?

La vaca, vestida de blanco,
se acomodó en el primer banco.
Los chicos tirábamos tiza
y nos moríamos de risa.

La gente se fue muy curiosa
a ver a la vaca estudiosa.
La gente llegaba en camiones,
en bicicletas y en aviones.

Y como el bochinche aumentaba
en la escuela nadie estudiaba.
La vaca, de pie en un rincón,
rumiaba sola la lección.

Un día toditos los chicos
se convirtieron en borricos.
Y en ese lugar de Humahuaca
la única sabia fue la vaca.

María Elena Walsh

domingo, 16 de octubre de 2016

POESÍAS PARA PENSAR: EL ELEFANTE DE LAS MEDIAS LARGAS


Poesía sobre la amistad.











Un elefante en invierno
pedía a todos calor
quería medias de lana
medias largas de color.

Salió corriendo la rana
de un pisotón la asustó
los pajaritos volaron
cuando la trompa movió.

La mona Chita
chita la boca
al elefante
ni lo escuchó.

El León dormía
-rey de la selva
abrió su boca
¡Cómo rugió!

Una hormiguita viajera
sin decir nada tejió
con mucho amor la hormiguita
trabajó de sol a sol.

Después de dos meses largos
la hormiguita terminó
el elefante contento
a su lomo la subió.

Se recorrieron
toda la selva
muy compadrones
iban los dos,
El elefante
con medias largas
y una amistad
que perduró.

Del disco “Elvira canta dibujos”

miércoles, 12 de octubre de 2016

POESÍAS PARA PENSAR: QUÉ ESTARÁ SOÑANDO

Este poema fue escrito por el argentino Daniel Adrián Madeiro. Además de poesías es autor de cuentos, narraciones, artículos y ensayos. La mayor parte de su obra no está publicada en papel, pero sí la podemos encontrar en internet.













Qué estará soñando el niño
que dormita en la vereda,
que lleva los pies desnudos,
toda sucia la cabeza.

Sobre bolsas de basura
su cuerpito se recuesta;
no es de nubes su colchón
ni sus sábanas de seda.

A su inflado vientre sólo
un hambre inmensa lo llena,
y le da gracias al sueño
que lo aleja de la pena.

Pregunté qué sueña el niño
que dormita en la vereda.
Que estúpida mi pregunta.

domingo, 9 de octubre de 2016

POESÍAS PARA PENSAR: ¡AY! EL NIÑO DE LA PLAYA

Teresa Guerra García nos hace  reflexionar sobre el drama de la emigración. ¡Cuántas personas pierden la vida huyendo de la guerra e intentando buscar un lugar donde vivir en PAZ!











¡Ay! el niño de la playa
con su ropita empapada.
Parece que está dormido
o que juega con el agua.

La arena fue su cunita
y la sabanita el agua.
El mar le cantó una nana
y la luna lo acunaba.

A los brazos de su madre
fuertemente se apretara,
pero la guerra y el miedo
de sus brazos lo arrancaran.

Ya no juega con las olas
ni buscará caracolas.
Ni hará castillo de arena
ni verá la luna llena.

¡Ay! el niño de la playa.
En barquito de papel
a esta orilla ha llegado.
Como un grito desgarrado
nos llega del otro lado.

¡Ay! el niño de la playa.
El mundo "civilizado"
con el corazón helado
con verguenza le ha mirado...
¡Su muerte no será en vano!

Envuelto en su tragedia
trae un mensaje de PAZ:
¡Que los niños de este mundo
puedan crecer y jugar!

jueves, 6 de octubre de 2016

POESÍAS PARA PENSAR: LA GOTA DE CUCHO

Este poema, escrito por Carmen Gil, pretende concienciarnos sobre la importancia del agua potable y las dificultades que tienen muchas personas para acceder a ella.


















A Cucho el grifo le encanta:
sale agua y ¡sale tanta…!
Bebe, se ducha, se lava…
Piensa que nunca se acaba.

Para tener agua, Kía
va tres veces cada día
más allá del quinto pino,
¡a hora y media de camino!

Hoy hace calor y Cucho
juega, suda, bebe mucho
-agua limpia y cristalina-
y se baña en la piscina…

Kía está muy apenada:
el agua contaminada
enfermó a su hermano Akal.
¡Ahora se encuentra muy mal!

Cucho le regala a Kía
una gota. ¡Qué alegría!
Parece muy poca cosa,
pero una gota es valiosa.

Tu gota es imprescindible.
Solucionar es posible
problema tan tremebundo
con gotas de todo el mundo.

miércoles, 5 de octubre de 2016

POESÍAS PARA PENSAR: EL CORAZÓN DE LA TIERRA

Gloria Fuertes, autora de este escrito, nació en Madrid en el año 1917. Escribió muchos poemas, entre ellos el que tenemos a continuación. Aquí nos cuenta la mala situación en la que se encuentra la Tierra, donde hay muchos problemas debido al odio y al rencor.
Nos hace reflexionar sobre la cantidad de niños que son víctimas de la guerra o viven educados en las armas.














El corazón de la Tierra
tiene hombres que le desgarran.
La Tierra es muy anciana.
Sufre ataques al corazón
—en sus entrañas—.
Sus volcanes,
laten demasiado
por exceso de odio y de lava.

La Tierra no está para muchos trotes
está cansada.
Cuando entierran en ella
niños con metralla
le dan arcadas.

martes, 4 de octubre de 2016

POESÍAS PARA PENSAR: CÁNTICO DE LAS CRIATURAS

Francisco de Asís, en el año 1225 aproximadamente, escribió el Cántico de las Criaturas, donde alaba y agradece a Dios por todas las criaturas terrenales y por las fuerzas de la naturaleza. Leamos un trocito de su poema:














[...] Loado seas por toda criatura, mi Señor,
y en especial loado por el hermano sol,
que alumbra, y abre el día, y es bello en su esplendor,
y lleva por los cielos noticia de su autor.

Y por la hermana luna, de blanca luz menor,
y las estrellas claras, que tu poder creó,
tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son,
y brillan en los cielos: ¡loado, mi Señor!

Y por la hermana agua, preciosa en su candor,
que es útil, casta, humilde: ¡loado, mi Señor!
Por el hermano fuego, que alumbra al irse el sol,
y es fuerte, hermoso, alegre: ¡loado mi Señor!

Y por la hermana tierra, que es toda bendición,
la hermana madre tierra, que da en toda ocasión
las hierbas y los frutos y flores de color,
y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor! [...]

domingo, 2 de octubre de 2016

ISABEL DE HUNGRÍA


Basado en La Leyenda Dorada de Santiago de la Vorágine.