jueves, 31 de octubre de 2013

LOS VESTIDOS EN LA ÉPOCA DE JESÚS

Debajo de la túnica llevaban una prenda interior llamada calzón (Jesús fue crucificado solamente con el calzón porque su túnica se la habían quitado los soldados).
La túnica era el vestido fundamental, se parecía a un saco; se le cortaba una abertura en forma de V para poder meter la cabeza y en las esquinas se hacían dos cortes para que pudiesen pasar los brazos.
El tejido con el que se confeccionaban las túnicas podía ser lino, algodón o lana, según las posibilidades económicas de cada persona.
Las túnicas de las mujeres eran largas hasta el tobillo y de color azul con bordados alrededor del cuello. Los hombres las llevaban más cortas y de colores. Se sujetaban a la cintura con un cinto de cuero u otro tejido.
Las personas que tenían suficiente dinero se ponían un manto encima de la túnica para protegerse del frío.
Las personas pobres iban descalzas o bien llevaban unas zandalias muy simples con la zuela de cuero de vaca y atadas alrededor de los tobillos.
En la cabeza se colocaban los hombres una especie de turbante y las mujeres un paño cuadrado sujeto por una cinta trenzada, además se tapaban las mujeres la cara con un velo.
La ropa se lavaba poniéndola en la corriente de los arroyos para que arrastrara la suciedad o bien se depositaba sobre una piedra lisa y se golpeaba con un palo hasta que quedaba limpia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario