domingo, 26 de febrero de 2017

EMILIA FERNÁNDEZ, será la primera gitana beatificada en la historia.


En Tíjola, pueblo almeriense, nació Emilia Fernández, en el año 1914.
La apodaban "canastera" porque se ganaba la vida haciendo canastas que luego su familia vendía para ganarse la vida.
En 1938 se casó por el rito gitano con Juan Cortés Cortés, que no quería hacer el servicio militar. Emilia le ayudó echándole en los ojos un líquido utilizado en los campos para sulfatar. De esta manera quedaría ciego durante unos días.
Las autoridades descubrieron la trampa de la pareja y los enviaron a prisión. Juan fue recluído en la cárcel de "El ingenio" y ella en la de "Gachas colorás". Ya estaba embarazada de dos meses. Dos semanas después se celebró el juicio y fue condenada a seis años de reclusión. Estando allí pidió a otras presas que la enseñaran a rezar el rosario. La directora del centro penitenciario lo descubrió y le
demandó que le dijese el nombre de la persona que era su catequista. Ella se negó y fue encerrada en una celda de aislamiento. Pidió en varias ocasiones al Gobernador Civil que se apiadara de ella debido a su avanzado estado de gestación, pero no obtuvo respuesta. Por ello, tuvo su bebé sobre un colchón de esparto y sin ninguna atención médica. Nació una niña a la que su catequista bautizó esa misma tarde y puso por nombre Ángeles. La situación se complicó y es llevada junto con su niña al hospital pero, inexplicablemente, la devuelven pronto a la cárcel donde murió 12 días después de tener a su bebé.


El día 25 de marzo se llevará a cabo su beatificación en el Palacioo de Exposiciones y Congresos de Almería.
Emilia se convertirá, pues, en la primera beata gitana de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario