miércoles, 2 de agosto de 2017

ANA WANG, CHINA Y MÁRTIR


Nació en el año 1886 en China, al sur de la provincia de Hebei. Sus padres eran cristianos. Cuando contaba 5 años, su madre murió. A la edad de 11 años, su padre la promete en matrimonio aunque ella se opone fuertemente.
Un grupo de personas de su país conocidos como boxers, emprendieron una lucha para expulsar a todos los extranjeros de China. Empezaron persiguiendo a los misioneros cristianos y a todos los seguidores de la doctrina de Jesús.
Entraron un día en su pueblo y a todo aquel que no renunciara a ser cristiano, lo mataban. Cuando le llegó el turno a Ana ella les dijo: "Creo en Dios, soy cristiana y no pienso renegar de Dios". Ante la firmeza de sus palabras, los soldados le quitaron la vida cortándole la cabeza. Ana tenía en aquel entonces 14 años.
El Papa Juan Pablo II la canonizó junto a otros mártires chinos el 1 de octubre del año 2000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario