miércoles, 30 de marzo de 2011

SEMANA SANTA

Esta semana debe ser para nosotros, los cristianos, un tiempo de gran reconocimiento y correspondencia hacia Dios que se hizo hombre y derramó su sangre por nosotros, movido únicamente por su infinito amor.
Es la semana de mayor intensidad litúrgica.
Se celebran en ella los mayores misterios de nuestra fe: Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.
Comienza el Domingo de Ramos y termina el Domingo de Pascua o Resurrección.

DOMINGO DE RAMOS


Recordamos la entrada de Jesús en una ciudad llamada Jerusalén. Iba montado en un burrito. Las personas que salían a su encuentro llevaban en sus manos hojas de palma y ramitas de olivo.

LUNES SANTO

Jesús expulsó a los vendedores del templo porque habían olvidado que la casa de su Padre, Dios, es un lugar sagrado para la oración.

MARTES SANTO

Estando Jesús en casa de unos conocidos, llega una mujer llamada María y le unge los pies con un caro perfume.
La acción de esta mujer es una expresión de fe y amor hacia Jesús, ofreciéndole lo mejor que posee.

MIÉRCOLES SANTO

En este día Judas se pone de acuerdo con los enemigos de Jesús, para entregárselo por la cantidad de 30 monedas de plata.
Judas, que había sido un privilegiado al ser elegido como amigo de Jesús, le traiciona por dinero.

JUEVES SANTO

Es el día en que Jesús realiza la Última Cena con sus amigos los apóstoles. Ese día instituye la Eucaristía.
Nos prometió que siempre estaría con nosotros y cambió el pan y el vino por su Cuerpo y su Sangre.

VIERNES SANTO
Este día le suceden muchas cosas a Jesús y todas ellas bastante tristes. Lo prenden mientras rezaba en el Huerto de los Olivos, lo juzgan y condenan siendo inocente, le dan latigazos, le colocan una corona de espinas para burlarse de Él, lo cargan con una pesada cruz y lo clavan en ella hasta que muere en medio de dos ladrones como si fuese un criminal.

SÁBADO SANTO
El sábado fue un día de gran pena porque Jesús, muerto, es depositado en una tumba. Su madre se acordó de lo que Él dijo: "Al tercer día resucitaré..." Ella tenía esperanza.

DOMINGO DE PASCUA
Fue un día de mucha felicidad. Jesús resucitó como había prometido. Así nos demostró que el amor es más fuerte que la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario