sábado, 9 de marzo de 2013

ELECCIÓN DE UN NUEVO PAPA

A la muerte de un Papa o bien cuando renuncia a su cargo, como es el caso de Benedicto XVI, se produce un periodo de sede vacante hasta que se designa una nueva persona para que ocupe ese puesto.
En la elección del nuevo Papa participan cardenales de todo el mundo cristiano:
De África 11 cardenales, de América del Norte 14, de América del Sur 19, de Asia 10, de Europa 60 y de Oceanía 1.
Cuando todos ellos están en Roma se fija la fecha para realizar el Cónclave (reunión de todos los cardenales para elegir al sucesor de San Pedro).
El Ritual que se sigue en la celebración del Cónclave consta de cinco momentos:
1º LA "MISA PARA LA ELECCIÓN DEL ROMANO PONTÍFICE". Es una celebración solemne de todos los cardenales. En la última oración de esta eucaristía se pide al Señor "un pastor santo que ilumine al pueblo con la verdad del Evangelio"
2º LA ENTRADA EN EL CÓNCLAVE Y EL JURAMENTO". Los cardenales se dirigen hacia la Capilla Sixtina precedidos por la Cruz y el diácono que lleva los Evangelios sobre los que jurarán absoluta confidencialidad.
3º LA "ELECCIÓN DEL ROMANO PONTÍFICE". Antes de votar escuchan la Palabra de Dios y previamente a depositar la papeleta, cada cardenal dice: "Pongo por testigo al Señor Jesús, quien ha de juzgarme, que elijo al que, según Dios, creo debe ser elegido". Después de recontar las papeletas se queman. En una chimenea se introducen productos químicos para hacer humo blanco si ha habido mayoría suficiente en la votación y ya está elegido el Papa y negro en el caso contrario. De esta manera las personas que están en el exterior saben lo que está ocurriendo en la Capilla Sixtina.
4º LA "ACEPTACIÓN Y PROCLAMACIÓN" DEL ELEGIDO. El cardenal que ha conseguido al menos dos tercios de los votos, acepta el cargo de Obispo de Roma, Cabeza del Colegio Apostólico y Pastor de la Iglesia Universal e indica el nombre con el cual ha de ser denominado. Los demás cardenales le prestan respeto y obediencia.
5º EL "SOLEMNE ANUNCIO DE LA ELECCIÓN Y BENDICIÓN URBI ET ORBI". Se anuncia al pueblo que ya hay nuevo Pontífice y éste precedido por el signo de la Cruz, imparte la Bendición Apostólica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario