miércoles, 5 de marzo de 2014

ESCUCHAD A DIOS Y CREED EN EL EVANGELIO

   
A la vez que el sacerdote dice estas palabras, nos hace una cruz en la frente o en la cabeza con ceniza.
Este hecho lo realiza un día llamado Miércoles de Ceniza y significa que empieza la Cuaresma.
La costumbre de imponer ceniza nos recuerda que  tenemos que morir y  nuestro cuerpo se convertirá en polvo.
En los primeros siglos de la Iglesia en Roma, las personas pecadoras que querían arrepentirse de las cosas malas que habían hecho, eran vestidas con una túnica de lana rústica y rociadas de ceniza. De aquí viene la costumbre de imponer la ceniza. A partir del siglo XI se empieza a rociar ceniza a todos los cristianos y toda la comunidad reconocía que debía iniciar el camino de la conversión.
La ceniza se le impone a todos los cristianos que quieran acudir a misa en ese día y se hace después de las lecturas bíblicas y la homilia.
La ceniza utilizada priviene de quemar hojas de palma llevadas el Domingo de Ramos del año anterior en la procesión de la Borriquita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario