lunes, 24 de octubre de 2016

UN MISIONERO EN LA INDIA: ROBERTO NÓBILI


Cuando un misionero llega al país en el que va a desarrollar su trabajo, lo primero que hace es conocer las costumbres y la lengua de sus habitantes. A veces, esta tarea no resulta fácil. Así le sucedió a Roberto Nóbili, nacido en Roma en el año 1577. Pertenecía a una familia de la nobleza y vivía muy bien, pero decidió hacerse religioso e irse como misionero a la India.

Después de realizar un viaje lleno de peligros, llegó a la misión india de Maduré, donde estaría casi cuarenta años. Una de las causas por las que los misioneros no eran bien vistos allí se debía a que comían carne de vaca y en la India la vaca se considera un animal sagrado, asi que era intocable.

Roberto, para aprender las costumbres y pensamientos de los indios, se matriculó en la universidad y dijo que él era un hombre rico que venía de Italia y que lo había abandonado todo y había renunciado a las riquezas del mundo.

Lo primero que hizo fue comer una sola vez al día, igual que los indios. Se alimentaba de arroz, leche, hierbas y agua y se vestía con una túnica amarilla, un velo blanco sobre los hombros, un turbante en la cabeza y unas sandalias de madera.

Vivía solo y apenas recibía visitas. Poco a poco se fue ganando el respeto de los indios y dominando perfectamente su idioma. Convirtió al cristianismo a muchas personas. Al final de su vida quedó ciego y murió en el año 1656.

No hay comentarios:

Publicar un comentario