sábado, 24 de marzo de 2012

ASCENSIÓN DE JESÚS

Nos dice San Lucas en su Evangelio que después de aparecerse Jesús a sus discípulos, los llevó fuera de la ciudad hasta llegar a un lugar cercano a Betania y, alzando las manos, los bendijo. Y mientras los bendecía se separó de ellos y se fue al cielo. Ellos, después de postrarse ante Él, se volvieron a Jerusalén rebosantes de alegría. Y estaban continuamente en el templo bendiciendo a Dios.
La Ascensión del Señor representa el final de su vida, como hombre, en la tierra. Desaparece su presencia física y comienza la espiritual en la Iglesia.
También supone el inicio de la actividad de los apóstoles.
La subida al cielo de Jesús ocurre cuarenta días después de su resurrección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario