sábado, 7 de enero de 2017

¿SABÉIS QUÉ OCURRIÓ CON LOS MAGOS DE ORIENTE DESPUÉS DE VISITAR A JESÚS?


Los Magos de Oriente quedaron muy conmovidos cuando vieron al Niño Jesús y, según cuenta la tradición, después de esto o bien cuando escucharon hablar a los apóstoles años más tarde, se convirtieron al cristianismo y murieron mártires por su fe.
En el siglo IV, Santa Elena, la madre del emperador Constantino, visitó Tierra Santa y recuperó los huesos de los Reyes Magos, llevándolos a la Basílica de Santa Sofía en Constantinopla. Estos restos fueron trasladados después a Milán y más tarde a Colonia (Alemania), donde se encuentran hoy.


Están metidos en un relicario de gran tamaño que mide dos metros y veinte centímetros. Este relicario se fabricó con oro, plata y  joyas de mucho valor. Tiene un peso de unos 350 kilos y figuras de marfil que representan a María, los Reyes Magos y los Profetas.


Los regalos de oro, incienso y mirra que le ofrecieron a Jesús, se encuentran en el monasterio ortodoxo del Monte Athos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario