lunes, 1 de mayo de 2017

PEQUEÑA FÁBULA SOBRE LA VIRGEN MARÍA


"Esto era una mamá con una hija pequeña, de ocho años, que acababa de hacer su primera comunión. Una mamá encantadora, con virtudes tan hermosas como las de ser una mujer creyente, buena, generosa, entregada por completo a su trabajo y a su familia. Sólo tenía un "defecto"; que pasaba las "veinticinco"; horas del día halando por teléfono, ya que así lo requería su profesión de delegada de ventas de una gran empresa. Su hija, que la adoraba, le espetó cuando ella menos lo esperaba: "Mamá, tú que tanto hablas por teléfono, ¿por qué no hablas también con la Virgen María?". "Muy sencillo, hija mía, la Virgen no tiene móvil como tengo yo; por lo tanto, no puedo hablar con ella por teléfono". Entonces, la niña se fue derecha a su cuarto y al momento, se presentó trayendo en sus manos un rosario, dirigiéndose a su madre con estas palabras: "Toma, mamá, este es el móvil de la Virgen. Te lo regalo para que puedas hablar con ella".

El  rosario es un auténtico "móvil" para hablar con María, sabiendo que ella siempre nos escucha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario